El Vicecónsul boliviano en Río Negro, Guido González atendió hoy en la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de General Fernández Oro.

El representante consular dialogó con Ciudad Activa y comentó que es la segunda visita que se realiza a la localidad, con el objetivo de prestar todos los servicios, tramitaciones y requerimientos que presta el organismo, entre ellos:

  • Certificado de antecedentes.
  • Certificado de nacimiento.
  • Acta de matrimonio.
  • Constancia de supervivencia (para quienes cobran jubilación en Bolivia).
  • Doble nacionalidad.
  • Cédula boliviana.

En cuanto a la cantidad de residentes en la zona, González aseguró que es un dato impreciso que carece tanto el Gobierno nacional argentino, como las autoridades de Bolivia. “Es una tarea pendiente hacer un censo consular. Tenemos una cifra establecida por la Dirección nacional de Migraciones, como por el Censo poblacional (2010) que aseguran que en Río Negro hay 6000 ciudadanos bolivianos, sin contar los niños y jóvenes nacidos en Argentina”.

La mayor cantidad de bolivianos se asientan en Allen, Cinco Saltos, Cervantes e Ingeniero Huergo.

Discriminación:

En referencia a los casos de discriminación contra la comunidad, que se registran diariamente en las escuelas o el lugares públicos, han sido por su lenguaje, apariencia física, costumbres, vestimenta, etc.

“En el Consulado trabajamos muy estrechamente con el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). Hemos realizado una denuncia contra una pileta (Club Social Arco Iris) de Allen, (ver noticia  http://www.rionegro.com.ar/sociedad/familia-boliviana-denuncio-que-fue-discriminada-en-un-natatorio-de-allen-MD1984934 ), por un acto de discriminación. Realizaron una disculpa, pero no podemos quedarnos con eso cuando el hecho fue tan notorio y atroz contra toda la colectividad” aseguró González.

La salud de los bolivianos

Consultado por las enfermedadeds y los tratamiento de salud de la comunidad en los lugares de asistencia locales, el Vicecónsul aseguró que existe un precepto, que es: “Nosotros confiamos plenamente en las políticas del Gobierno argentino en materia de educación y salud. No podemos inmiscuirnos en los asuntos internos del Estado”.

“Cuando hay un problema de salud con alguna familia boliviana, intercedemos para ser el nexo con la institución en cuestión. Muchas veces se solucionan los problemas, hablando con los interesados. Suelen existir malinterpretaciones”. 

Trabajo infantil o enseñanza familiar?

Es sabido de la mirada de muchos argentinos, sobre la imagen de un niño, con sus pies y manos en el barro, confeccionando ladrillos en un horno boliviano. Sobre el debate social que se genera, González comentó que han explicado a la Cámara judicial federal en General Roca, que “no existe un trabajo infantil fuera de la norma. En nuestra cultura la familia trabaja en comunidad. El niño va a la escuela y al terminar ayuda al trabajo. Nosotros repudiamos el hecho de que un niño que no tiene relación sanguínea directa, trabaje. Eso sí es explotación infantil”.

Comentarios

comments