Campo Grande experimenta por estos días, la definición de su tan ansiado, Plan Integral de Desarrollo (PID).

Es la creación de un documento único y regulador que respaldará a su municipio, ante la incipiente crecida demográfica, productiva e industrial que vive la comunidad involucrando a la ciudadanía en el proceso de planificación y promoviendo un pacto social por Campo Grande.

A diferencia del resto de las ciudades que componen el Alto Valle rionegrino, el distrito campograndense tiene la particularidad de estar integrada por cuatro localidades: Villa Manzano (Centro administrativo), El Labrador, San Isidro y Sargento Vidal, por lo que representa un desafío más complejo para el ordenamiento territorial que diseña el equipo técnico, coordinado por José Luis Guerra y el Presidente del Concejo municipal, Pedro Dantas, junto a sus funcionarios.

Sin embargo, un aspecto fundamental en la creación de dicho plan, no solo fue el aporte técnico de profesionales con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), sino también con la perspectiva de gran parte de la comunidad, como son las Escuelas, Instituciones que sumaron elementos interesantes al trabajo estratégico e integral.

En diálogo con Ciudad Activa Radio, José Luis Guerra resaltó que “En su conjunto, Villa Manzano, El Labrador, San Isidro y Sargento Vidal tienen menos de 10 mil habitantes pero con fuertes identidades. Los une el sistema de riego que a su vez es independiente del resto del Alto Valle, porque es posterior y con boca-toma en el río Neuquén, son particularidades que los hacen distintos al resto. Las gestiones han tenido en cuenta algo muy importante que suma a la integración, que es distribuir equitativamente los equipamientos en cuanto a lo deportivo, cultural, educativo, incluso salud. No se centralizó todo en una localidad”.

A fines de marzo, el plan quedará terminado y será el resultado del análisis, varios debates y organización de diversas fases, como el diagnóstico y definición de temas críticos; Directrices de desarrollo territorial (ambiental, crecimiento urbanístico, economía, etc) y la fase del compendio normativo. 

“Estamos en la mitad de la fase 3. Se ha desarrollado con un proceso participativo de la comunidad. Ha tenido una particularidad este plan, que se han sumado las escuelas, las directoras en particular han coordinado muy bien un programa que se llama Calidad de Vida, con una encuesta que suma elementos muy rico para el plan, por la visión de un joven sobre los lugares públicos y la ciudad”, aseguró Guerra.
Es documento maestro, contemplará cuestiones diversas de la vida comunitaria, como nuevos asentamientos barriales, caminos, sistemas de riego, desarrollo de la producción frutícola y convivencia con la actividad hidrocarburífera, futura exploración y explotación de la Cuenca del río Neuquén (del lado rionegrino), recaudación tributaria, transporte, seguridad, salud, calidad de vida, educación y un sinfín de ítems que se verán reflejados en el futuro, basados en la historia y presente de Campo Grande.

Comentarios

comments