Con este paso dado ahora las propuestas presentadas son evaluadas “y antes del día 28 vamos a estar dando la recomendación al Ejecutivo para avanzar con una u otra contratación”, aseguró el secretario de Modernización, Rubén Etcheverry.

Etcheverry se mostró satisfecho por el resultado de la convocatoria porque “se trata de dos de las tres empresas más importantes de Argentina con amplia experiencia en el exterior y en el país” en construcción de infraestructura pasiva para proveedores de telecomunicaciones.

“Creemos que en un par de años vamos a tener entre 30 a 50 torres más disponibles”, dijo y señaló que como “en cada una se pueden ubicar unas tres antenas dependiendo de la configuración, disminuirá significativamente el impacto ambiental y visual al no ser necesario que cada empresa de telecomunicaciones ponga su propia torre”.

La convocatoria, que cerró el pasado 14, estuvo dirigida a empresas dedicadas a instalar torres para antenas de telefonía celular que posteriormente alquilan “a terceros operadores actuales y nuevos que quieran prestar el servicio de comunicaciones en Neuquén”.

“Esto también permite bajar la barrera de entrada para otras empresas que quieran competir en la zona ofreciendo sus servicios”, insistió el funcionario.

Etcheverry comentó que al llamado hubo nueve interesados pero finalmente dos hicieron la presentación, “vemos que tienen antecedentes, que están operativos fuera y dentro del país, los dos son interesantes”.

Recordó que los servicios de telefonía celular “encabezan las quejas de los usuarios” y que “el servicio 4G/LTE se encuentra disponible solo en algunos sitios de la ciudad, por lo que se hace necesario mejorar las condiciones de prestación y la calidad de los mismos”.

También recordó que esta iniciativa cumple los términos de la ordenanza N°13.649 sancionada el año pasado que permite incorporar nueva tecnología con menor potencia de ondas y menor impacto visual y ambiental, y además coubicar y compartir las estructuras de las antenas.

Comentarios

comments