Para quienes buscan un escapada de fin de semana, el Tren Patagónico se suma a las propuestas turísticas que tiene la provincia de Río Negro.

Algunos lo usan como medio transporte, otros, encuentran el atractivo de vivenciar el cruce del mar a la cordillera o viceversa, y recorrer a lo ancho de la provincia paisajes tan variados como peculiares. Tal vez sea ese el valor agregado del Tren Patagónico, en 826 km estar en el litoral, en las mesetas, cañadones y cordillera rionegrina.

Todos a bordo!

Se ofrece un servicio semanal partiendo de Viedma a las 18 hs y arribando a San Carlos de Bariloche a las 12.25 hs. El tren cuenta con 3 categorías: primera, pullman y camarote. Éstos últimos poseen 2 camas tipo litera, un lavatorio y compartimentos para el equipaje.  

A la noche, en uno de sus vagones, se abre el restaurante donde los pasajeros pueden cenar y optar por diferentes menús. A las 7 am y en ese mismo vagón, se ofrece el desayuno mientras aprecia la meseta patagónica de la línea sur.

Un paseo con nostalgia

Esta experiencia es elegida mayormente por familias que buscan recordar la costumbre de viajar largas distancias en tren, como también mostrarle a los integrantes más pequeños un medio de transporte no tan común en estos tiempos.  

Los extranjeros también optan por el Tren Patagónico buscando encontrarse con la vasta patagonia nórdica.

La empresa sobre rieles

La empresa estatal rionegrina, Tren Patagońico, adquirió un nuevo coche motor para optimizar el servicio y convertirlo así en un tren más confortable, ágil y moderno. Se estima que la nueva formación valuada en 30 millones de pesos, estará a disposición de los pasajeros a fin de año.

Video Nota con Darío Dukart – Gerente Comercial del Tren Patagónico

Comentarios

comments