Destacó que no solo es fundamental la puesta en valor y cuidado de los espacios públicos, sino también la buena convivencia entre quienes visitan los balnearios. “Apelo a todos para que se mantengan los buenos modales, porque viene mucha gente y tenemos que saber que al lado tenemos vecinos que también vienen a disfrutar de esta maravilla que es el río Limay”, dijo el jefe comunal.

“Esto es un tesoro admirable al que todos los años le vamos agregando nuevas cosas, y hay mucha gente que disfruta de sus vacaciones en la ciudad. Estamos cumpliendo un servicio público donde cada empleado de este operativo tiene que saber que la gente viene a disfrutar y no le puede faltar nada desde el punto de vista de los servicios”, subrayó Quiroga quien luego agregó “después cada uno tendrá que poner de sí mismo para crear ese clima de paz y concordia para pasarla bien”.

La secretaria de Desarrollo Humano, Yenny Fonfach, destacó todo el trabajo que se hizo para dejar los balnearios preparados para la nueva temporada. “Previamente se trabajó mucho para poner todo a punto”, dijo la funcionaria quien contó que “este año se construyó en Río Grande una rampa para discapacitados que es una forma de acceso que todas las personas con discapacidad puedan acceder al río”

“De modo que nos preparamos para recibir a todos los vecinos con instalaciones en óptimo estado y sumando actividades gratuitas para quienes visiten los balnearios a través del programa Verano Activo que ofrecerá las distintas propuestas deportivas y recreativas todos los fines de semana hasta el mes de marzo inclusive”, destacó Fonfach.

El secretario de Gobierno y Coordinación, Marcelo Bermúdez, recordó que en esta temporada se sumarán las cámaras de seguridad que se adquirieron a través del gobierno nacional. “Se suman las cámaras y vamos a tener una en la Isla 132, calle Río Negro y Democracia, en Leguizamón y Senguerr, Sandra Canale y otra en Albino Cotro, todas monitoreadas por la policía”.

Respecto a las novedades en Albino Cotro o balneario municipal, que se accede por la calle Linares, hubo recambio de toda la iluminación y reposición de mobiliario. Se cambiaron 11 parrillas, 44 bancos y 22 mesas.

En el balneario Río Grande, que tiene su acceso por Avenida Olascoaga o por Río Negro, se puso a punto el lugar y se agregó una rampa de acceso para personas con discapacidad motriz.

En el caso del Sandra Canale ubicado en calle Gatica, la novedad para los vecinos será que incorporó un playón deportivo de 10 por 30 metros, con arcos de fútbol. Además se agregamos otros 400 metros cuadrados de verde con la colocación de riego por aspersión.

Por último, el balneario Valentina Sur, que tiene su acceso a través de la calle Futaleufú o Esquel, sumó más arboleda y se construyó todo el cordón cuneta que delimita el espacio de estacionamiento.

Comentarios

comments