El Concejo Deliberante de Allen aprobó por mayoría el Presupuesto municipal para el ejercicio 2018 que envió oportunamente el Poder Ejecutivo para su análisis y estudio.

Con la sorpresiva ausencia de los tres ediles que conforman el bloque del Frente para la Victoria, y la abstención del concejal Edgardo Martín (CCAri), fue aprobado los cinco parlamentarios de Juntos Somos Río Negro.

La Presidente del Concejo Deliberante, Dra. Claudia Obligado se refirió al faltazo de los concejales opositores: “Hoy no vinieron. No hay justificación o ningún tipo de aviso. Tuvimos cuorum y se pudo sesionar con normalidad. El presupuesto tuvo su análisis, hubo una reunión ampliada y con la presencia de la Secretaria de Hacienda, por lo que salió con un dictamen por mayoría”.

Por su partes, la Secretaria de Hacienda del Municipio allense, Griselda Morell, detalló el presupuesto municipal diseñado para el año venidero. “Es un presupuesto austero, como lo fueron los de los últimos tres años. Es apenas un 21% superior al actual, es decir $ 351.392.817”.

  • 27% es financiamiento (afectado a un fin específico: Programas de comedores escolares, insumos, mantenimiento y sanitización de escuelas, obra delegada, PROME)
  • 73% es el cálculo de recurso (recursos genuinos como el ingreso por tasas municipales, cooparticipación de impuestos provinciales y nacionales, las regalías hidrocarburíferas, el Fondo Social Solidario y recursos de capital).

Éstos ítems representan $ 257.803.352, de los cual $51.715.000 derivan de las tasas municipales; $193.131.000 son recursos de otras jurisdicciones y de capital son $12.956.000

Con respecto a los gastos del Municipio, de los $ 351.392.817 se utilizan para cubrir 4 grandes rubros:

  • Poder Ejecutivo ($284 millones – 81%)
  • Poder Legislativo ($22 millones – 6%)
  • Tribunal de Cuentas ($5,3 millones – 2%)
  • Amortización de la deuda [*] ($39 millones – 11%)

[*] Incluye deuda flotante con proveedores, aportes y contribuciones patronales, capital de los bonos BOGAR y el pago de los juicios.

Con recursos propios: El Poder Ejecutivo municipal emplea un 38% de su presupuesto a los Servicios Públicos; un 26% a transferencias corrientes y un 18% para haberes de empleados pertenecientes a Secretarías de Hacienda, Gobierno e Intendencia. También se suma un 6% en trabajos públicos; un 3% para adquisición de bienes de capital; 3% bienes de consumo; 6% de servicios y un 0,5% para pagar los intereses de la deuda.

Con recursos afectados: La municipalidad utiliza un 37% para el pago de transferencias corrientes (transporte escolar, comedores, insumos para escuelas) y un 63% para obras públicas.

En tanto que en el Poder Ejecutivo, se usa un 87% del presupuesto en el pago de sueldos al personal y el Poder de contralor emplea un 85% para haberes mientras que el remanente es usado en erogaciones de capital, transferencias corrientes, los servicios y bienes de consumos.

Tasas municipales:

El Poder Ejecutivo adjuntó al Presupuesto municipal 2018, un proyecto de actualización de tasas, con un 30% de incremento para el año entrante. En un estudio de costeo, se detectó que el municipio no llega a cubrir los costos de mantenimiento de servicios públicos, con las tasas vigentes, por lo que debe afectar otros fondos, para cumplir efectivamente con el barrido de calles, mantenimiento de espacios verdes, alumbrado y recolección de residuos.

El vecino que reside en el casco céntrico, pasaría de pagar $9,86 por día, pasaría a abonar $13 por jornada.

Las actualizaciones de los valores en las tasas municipales no han sufrido grandes cambios en las últimas décadas, por lo que un vecino de Allen, paga mucho menos que los habitantes de otras ciudades en similares áreas de residencia. Las últimas modificaciones ejecutadas, fueron en  1992, 2013, 2015 y 2017, por lo que tantos años acumulados de desidia en la política recaudatoria, hacen que las facturaciones sean mucho menores a los costos de los servicios.

El mecanismo utilizado para el cobro de los impuestos municipales, es sobre la base de cálculo de metros lineales de frente, aunque en otras ciudades de la región se basan en la valuación fiscal del terreno, que estipula la Dirección provincial de Catastro y cuyos valores se publican en el sitio web de la Agencia de Recaudación Tributaria. La Comuna y el Concejo Federal de Inversiones elaboraron el proyecto de Código Fiscal que luego de su análisis, será remitido al Concejo Deliberante para su aplicación en 2018.

Comentarios

comments